Caso Belén

LA VERDAD SOBRE EL CASO BELÉN 

ppabortoargentina210912.jpg

[FRENTE JOVEN] Argentina – El 21 de marzo de 2014, “Belén” ingresó a la Guardia del Hospital de Clínicas Avellaneda de San Miguel de Tucumán en busca de asistencia sanitaria por cólicos renales. Estaba embarazada, pero afirma que no lo sabía. Durante la revisión, la mujer de 27 años pidió permiso para ir al baño y volvió a la sala con sus pantalones cubiertos de sangre. Minutos después, el personal médico encontró muerto a un bebé de aproximadamente 32 semanas de gestación en el inodoro del baño.

Los médicos forenses comprobaron que era su hijo, ya que el cordón umbilical desgarrado del bebé fallecido coincidía con el que tenía “Belén” cuando volvió ensangrentada a la sala. Asimismo, la autopsia demostró que el bebé había respirado al nacer. Por todo ello, en abril de 2014 “Belén” fue acusada de “homicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía” y condenada a ocho años de prisión por la Sala III de la Cámara Penal de Tucumán.

Tal como afirma el Fallo, la defensa jamás negó la existencia del hecho ni planteó irregularidades en la investigación, aunque solicitó que se la declare inimputable porque su defendida “no comprendió la criminalidad del acto”. No obstante, las pruebas fueron contundentes. “Cortó el cordón umbilical, luego lo anudó y, con claras intenciones de provocar la muerte de su hijo, lo arrojó por las cañerías del baño y tiró la cadena”, afirmaron los jueces.

Tras la condena, “Belén” decidió cambiar su defensa y contrató a la abogada Soledad Deza, integrante de la “Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito” y miembro de la organización “Católicas por el Derecho a Decidir”. Deza llevó el caso a los medios, desinformando al público e iniciando una movida de liberación de su defendida, que supuestamente se encuentra “presa por haber sufrido un aborto espontáneo”.

El viernes 12 de agosto, la defensa volverá a apelar ante la Justicia para pedir “la excarcelación y nulidad del juicio”. Ese día se llevará a cabo una movilización en distintos lugares del país para apoyar a “Belén” y presionar a la Corte a que tome una medida que atenta contra el primer derecho de todo ser humano: la vida.

El hecho

Según la investigación forense, “Belén” dio a luz a su hijo en el baño del hospital, cortó el cordón umbilical y lo anudó. Luego arrojó al bebé a las cañerías del inodoro y tiró la cadena, provocándole traumatismo encéfalo-craneano y muerte por estrangulamiento. La autopsia también determinó que su hijo nació con vida, ya que utilizó sus pulmones para respirar. Era varón, tenía alrededor de 32 semanas, pesaba 950 gramos y medía 36 centímetros.

Al regresar del baño, la joven tucumana tenía la zona genital llena de sangre y se podía observar ahí un cordón umbilical cortado mediante desgarro. Los médicos asistieron a “Belén” inmediatamente. Tal se explica en el Fallo, le realizaron una “higiene perineal, se procedió a dormirla a la paciente porque era necesario hacerle un raspado, una limpieza, luego se le realizó el alumbramiento de la placenta, porque cuando son partos pre-términos la placenta no sale completa, por eso se completó con un legrado”. Minutos después, el personal médico encontró muerto a un bebé de aproximadamente 32 semanas de gestación en el inodoro del baño.

Tal como relata el Fallo de la Causa, uno de los médicos que la atendió explicó queno fue un aborto espontáneo, sino un parto inmaduro prematuro. También afirmó que el cordón umbilical jamás podría cortarse solo dadas las situaciones en que ocurrió el hecho.

 Pruebas y testimonios

Los médicos determinaron que no hacía falta realizar un ADN, pues el cordón umbilical desgarrado que tenía el bebé coincidía con el de “Belén”. Además, no había placenta. Tras encontrar a su hijo en el hueco del inodoro (estaba atascado y sólo se vislumbraba su cabeza), lo llevaron a Neonatología e hicieron lo posible para salvar su vida. Pero ya era tarde. El bebé había muerto por traumatismo encéfalo-craneano, provocado por su madre al querer hacerlo pasar por el hueco del inodoro.

Según se detalla en la autopsia, la prueba hidrostática resultó positiva en sus cuatro tiempos. Es decir, el bebé salió del seno materno con vida y respiró por sus propios medios, existiendo aire en sus pulmones.

Tal como se relata en el Fallo de la causa, varios testigos vieron a “Belén” ingresar al hospital sin manchas de sangrado, mientras que otros testigos advirtieron que estaba ensangrentada después de salir del baño.

Ella mismo lo reconoció en uno de sus testimonios: “Ahí me di cuenta lo que había pasado. Yo nunca quise empujar (…) si hubiese sabido que estaba embarazada me habría cuidado”.

 ¿Libertad para Belén?

El hijo de “Belén” nació con vida y fue asesinado por su madre. La búsqueda de la defensa por anular el juicio y excarcelar a “Belén”, alegando irregularidades en la investigación, es sólo la punta del iceberg. El caso podría utilizarse como antecedente legal para que en un futuro los abortos no sean considerados homicidios, siendo posible su despenalización. Ahora que ya conocés la historia. ¿De verdad querés #LibertadParaBelén? Vos elegís de qué lado estar.

Fuente: FALLO DE LA CAUSA: S/ HOMICIDIO DOBLEMENTE AGRAVADO POR EL VINCULO y ALEVOSIA (PRESA: UPT N° 4) -MEP N° 14941/2014.-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s