Pornografía

Lea artículos detallados y descubra cómo la pornografía afecta al mundo:

«La pornografía es una receta para la violación» ¿Por qué? Un estudio muestra que el 88% de las escenas en pornografía son violentas (usualmente de un hombre contra una mujer)

Mucha gente dice oponerse al tráfico sexual humano, lo que muchos no saben es que la demanda del tráfico sexual es fomentada por la pornografía y la industria porno.

Los investigadores están encontrando que la influencia de la pornografía puede hallar y halla su camino para introducirse en el comportamiento sexual de los adolescentes

La pornografía está llena de gente, especialmente de mujeres, que están siendo irrespetadas, coaccionadas y abusadas física y verbalmente, y esto está moldeando la forma de pensar y actuar de la sociedad

Usted apoyaría un negocio si supiera que abusan a algunas (pero no todas) de sus empleadas mujeres. Los pornógrafos no quieren que piense en ello, pero, aunque una porción de la humillación, degradación y violencia sexual que se ven en la pornografía es consensual, hay una porción que no lo es.

La tecnología está cambiando no solamente el contenido de la pornografía, también el cómo y cuándo, y a qué edad se está consumiendo.

Los estudios han encontrado que la frecuencia del uso de la pornografía se correlaciona con la depresión, la ansiedad, el estrés y los problemas sociales.

Muchos consumidores de pornografía encuentran que se excitan con cosas que antes les causaban repugnancia, o con cosas que podrían haber considerado anteriormente como inapropiadas o poco éticas

Después de haber sido expuestos a la pornografía, los hombres afirmaron estar menos satisfechos con la apariencia física, el rendimiento sexual y el nivel de afecto de sus parejas, y expresaron un mayor deseo de tener relaciones sexuales sin implicación emocional.

El consumo repetitivo de pornografía ocasiona que el cerebro literalmente se reprograme. Activa el cerebro para que bombee sustancias químicas y para que forme nuevas vías nerviosas, llevando a cambios profundos y duraderos en el cerebro.

Estudios han demostrado que la pornografía estimula las mismas áreas del cerebro que las drogas adictivas, haciendo que el cerebro libere las mismas sustancias químicas.

Cuanto más una persona consume pornografía, más tiende a retirarse emocionalmente de personas reales y depender de la pornografía.

Los consumidores puede que no tengan idea de cuánto están lastimando sus propias relaciones y a las personas que aman.

Los consumidores de pornografía a menudo se obsesionan tanto persiguiendo la fantasía, que se pierden el amor verdadero y las relaciones.

La pornografía no solamente impacta las relaciones románticas, también influencia la manera en que las personas se ven a sí mismas, así como a sus amigos, a sus familiares y a otros a su alrededor.
Anuncios