El aborto como crimen “legalizado”

Por Carlos Díaz

Es ilógico, por no decir irónico, pretender legalizar lo ilícito porque al hacerlo se actúa en contra de la razón misma. En muchos países se está dando la legalización del aborto, sin embargo, la realidad es que lo único que se está haciendo es buscar justificar un terrible crimen en el que un inocente es brutalmente asesinado por voluntad expresa, en algunos casos, de su propia madre lo que, de hecho, es totalmente inhumano.
Así como ahora el mundo se lamenta por el holocausto de la Segunda Guerra Mundial, algún día habrá lamentaciones por todos esos seres humanos a los que se les quitó la oportunidad de vivir. No se puede legalizar lo ilícito porque no va de acuerdo con el respeto a uno de los derechos fundamentales del ser humano: LA VIDA.

El derecho, cuyo fin principal es promover la justicia, no puede utilizarse para justificar lo injustificable, en otras palabras, no es posible que existan normas jurídicas que no solo permiten el aborto sino que lo presentan como un derecho de las mujeres quienes, ciertamente, no son las “dueñas” del ser que llevan en su vientre. El mundo no se verá beneficiado con leyes que violan el respeto a la vida porque, de esta manera, lo único que se está haciendo es pasar por alto los derechos del no-nacido que, aunque no ha visto la luz del día, ya existe desde el momento de la concepción.

Según el doctor Jerome LeJuane -1 “Cada uno de nosotros tiene un momento preciso en que comenzamos. Es el momento en que toda la necesaria y suficiente información genética es recogida dentro de una célula, el huevo fertilizado y este momento es el momento de la fertilización. Sabemos que esta información está escrita en un tipo de cinta a la que llamamos DNA… La vida está escrita en un lenguaje fantásticamente miniaturizado”-2. Lo anterior, nos recuerda que la vida del no-nacido surge a partir de la concepción, por tanto, es un deber de todos  oponerse al aborto.

Tenemos la responsabilidad de defender la vida porque es lo más preciado que existe en nuestro mundo. No podemos legalizar lo que naturalmente es ilícito, por tanto, es importante saber mantener nuestra postura a favor de la vida para evitar que más inocentes mueran a causa de una serie de disposiciones que permiten la despenalización del aborto, lo cual, lejos de beneficiar a las mujeres termina por perjudicarlas debido al trauma psicológico que deja el hecho de que les sea practicado un aborto.

1 Pionero en Genética y ciencia pre-natal. Luchó incansablemente por defender la vida humana, actualmente se encuentra en Proceso de Canonización. 
2 Recuperado de:  http://bit.ly/VxqR78 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s