Entrevista a Natalia López Moratalla

Por: Laura Morataya | El Salvador

Muchos de nosotros obviamos la realidad por miedo o desinterés. Pensamos que al no estar en una posición, hacemos más bien. Sin embargo, ser indiferente no es de mucha ayuda porque a largo plazo terminaremos apoyando algo con lo que no necesariamente estemos de acuerdo.  Pensar que lo que ignoramos carece de importancia, es el primer paso para aprobar algo. Es un círculo vicioso, de lo pequeño pasamos a lo más grande. Hacerse el del “ojo pacho” no es válido. El papel de los jóvenes, como tú y yo, tiene y debe de ser protagónico. No es necesario organizar una protesta violenta para hacerse notar. Es preciso formar y transmitir conocimientos científicos, éticos y humanos. Sí, hoy hablamos de algo que nos compete a todos, no por jóvenes, ni por estudiantes, ni mucho menos por  pertenecer a alguna clase social. Nos incumbe porque somos seres humanos. Hablo del aborto.

Natalia Moratalla

Dra. Natalia López Moratalla

Según un estudio realizado por la Universidad Francisco Gavidia (2001), las estadísticas mundiales en relación al aborto son muy inexactas; ya que existen clínicas donde el procedimiento se realiza de manera ilegal. Sin embargo, está contabilizado que solo en la ciudad de Nueva York, el número de abortos registrados habría pasado de 50, 000 en 1960 a 70,000 en 1972. – ¡Imagínense la cantidad que se realizan hoy en día!-. Y que en Italia, la cifra supera a 1, 100, 000. Los números son alarmantes. Y vale aclarar que no son dígitos, son bebés. En América Latina, el panorama es my similar. Panamá y Colombia son los países que presentan el mayor porcentaje de abortos en el año, arriba del 35%.

Es muy importante reconocer que en nuestro país el aborto es penalizado. Sin embargo, al igual que en otros lugares del mundo, existen consultorios clandestinos que llevan a cabo el proceso. Y esto es muy alarmante porque ni si quiera conocemos la cantidad de seres humanos que mueren a diario. Antes de poder emerger y denunciar socialmente, tenemos que dejar de ser indiferentes. Es por eso, que les comparto una entrevista concedida por la doctora Natalia López Moratalla al diario de Guatemala, PrensaLibre.com

(Dra. Natalia López Moratalla es licenciada en Ciencias Químicas por la Universidad de Granada, doctora en Ciencias Biológicas por la Universidad de Navarra, catedrático de bioquímica en la Universidad de Valencia y profesor ordinario de la Universidad de Navarra desde 1981. Es autora de publicaciones científicas en áreas de biología mitocondrial, molecular y celular. Es presidenta de la Asociación Espanola de Bioética y Ética Médica (AEBI) desde 2007 y forma parte del Observatorio de Bioética de la UNESCO)

La doctora López Moratalla trabajó con la subcomisión del Parlamento de Diputados de España para impulsar una ley sobre el aborto. Llegó a Guatemala para participar en la lección inaugural del año académico de la Universidad del Istmo. Y en esta entrevista habla sobre cómo es visto el aborto desde estudios científicos recientes:

BEBE-VISIONSegún López Moratalla, el aborto es dañino para la mujer además de que destruye una vida humana.

¿Usted está a favor o en contra del aborto?
Totalmente en contra, porque científicamente se ha demostrado que la vida humana empieza con la concepción. El embarazo desarrolla en el cerebro de la madre un vínculo de apego con el bebé. La naturaleza la prepara para eso. Hay documentación científica del daño que sufre la mujer por un aborto.

¿Cuáles son los mayores traumas en una mujer cuando aborta?
Entre los psíquicos están el cambio de conducta ligado a la drogadicción y el suicidio. Una lesión cerebral, como la que sufren los veteranos de guerra o quienes han tenido un accidente dramático. La memoria emotiva queda bloqueada. Esto no les sucede a todas las mujeres, pero quienes lo llegan a padecer tienden a repetir el aborto porque debe volver al escenario una y otra vez. Terminan en el suicidio.

Toda mujer, incluso aquellas integrantes de grupos feministas, que ha abortado reconoce que es un trauma.

El embarazo es positivo para la salud de la mujer, en ese período no hay estrés, ya que tenerlo afectaría al niño. El organismo crea una situación agradable para el ser humano que se desarrolla.

¿Qué pasa cuando la mujer desea abortar?
Siempre está presionada, porque la ha abandonado el padre de la criatura o porque no tiene los recursos económicos para mantenerla. Hay que ayudarla, por medio de políticas sociales, así jamás abortaría.

¿Y cuando hay violación?
Depende de los países. Por ejemplo en España: en seis años ha habido tres violaciones. No se ha demostrado, pero si al trauma de la violación le sumas el del aborto, destruyes a la mujer.

Cuando un niño viene con malformaciones, ¿puede recomendarse un aborto?
Hay que preguntarse si un niño no tiene derecho a ser aceptado por sus padres por estar enfermo, entonces hay que ayudar a ese niño. En España, la Asociación de discapacitados ha planteado a la (Organización de Naciones Unidas) ONU de que es un tema de discriminación y por eso rechazan ese tipo de aborto.

Hay familias con niños enfermos desde el vientre de la madre y viven felices. Me pregunto si deberá hacerse una lista de padecimiento con los que no se puede nacer. Hay soluciones antes de matar a una persona.

Cree que si una mujer conoce los traumas como consecuencia de un aborto, ¿cambiaría de decisión?
La experiencia mundial enseña que si a la mujer se le ayuda y se le dan opciones, jamás lo haría. No existe el derecho al aborto. Los daños provocados a la madre es por una sociedad machista, el hombre nunca tendrá que hacerlo.

Sin embargo, este tema tomó mayor fuerza con la liberación femenina.
Hay un planteamiento mundial pro aborto, lo basa en el derecho de la mujer a su cuerpo, pero científicamente no tiene fundamento, porque los dos —niño y madre— se benefician. A partir de la semana 22, un bebé puede sobrevivir fuera de la madre, sucede con los prematuros. Eso significa que a partir de ese período, el aborto se convierte en un infanticidio.

A partir del primer trimestre, los vínculos entre madre e hijo son más fuertes y por eso los síntomas o consecuencias por un aborto aumentan.

Eso hace plantearnos el aborto no como un derecho de la mujer sino como una violencia contra ella, que es lo que el movimiento por aborto intenta ocultar. Defendemos el informar bien a la mujer.

¿Qué sucede con la píldora de un día después?
Cuando hay una concepción, el embrión tarda cinco días en pasar de las trompas al útero. En ese tiempo se prepara el sitio de anidación. Al tomar la píldora se impide preparar ese colchoncito, el embrión se despeña y muere.

Aborto se define como la interrupción del embarazo. Hay unos que dicen que es al concebir y otros que es en la implantación en el útero. Si se toma como lo segundo entonces la píldora no es catalogada como abortiva.

¿Cómo afecta a una sociedad en la que se legaliza el aborto?
Es un tema de una ideología internacional. Hay una imposición en donde se condicionan ayudas para que los gobiernos sean pro aborto. Es un intento por frenar el crecimiento de la población, en especial en los países subdesarrollados, y en aquellos del primer mundo es como una especie de liberación de la mujer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s