La verdad sobre Elsi Marlene Rosales García

  • Sentencia condenatoria: Homicidio Agravado Tentado (15 años de prisión)
  •  Juzgado de Primera Instancia en Sonsonate – Referencia: 87-2/17
  • Estado: Libre / Sobreseimiento.
  • Víctima: Su hija recién nacida entre 38 a 40 semanas de gestación, encontrada muerta 30 horas después del parto,  abandonada en estado de putrefacción dentro de una fosa séptica con lesiones de un centímetro de largo.
Descarga: Sobreseimiento

Los hechos:

El 5 de agosto del año 2017, ingresa al interior del hospital San Rafael en Santa Tecla la imputada en horas de la tarde, quien presenta una Hemorragia Vaginal, al parecer era producto de un parto extra hospitalario que había tenido la imputada el 4 de agosto del año 2017 aproximadamente.

Se informa a la policía y se dirigen hacia la casa de la imputada, conversando con los padres de la imputada y manifiestan que desconocían el estado de embarazo de su hija. En el interior de la casa observan los policías que en el interior de la fosa séptica había una bebe recién nacida. Proceden a coordinar sacarla de dicho lugar.

El 6 de agosto del 2017 se realiza el levantamiento del cadáver de la recién nacida y se determina que es una bebe de 38 a 42 semanas de gestación aproximadamente. Al analizar la bebe, ella presenta lesiones de un centímetro de largo, teniendo entre 24 a 30 horas de fallecida[2].

Según lo manifestado por el padre de la imputada el 4 de agosto del 2017 a eso de las 17:30 horas, observó que su hija de sentía mal de salud y se levantó, observando que estaba sangrando abundantemente y se dirigió en dirección a la fosa séptica. Estuvo allí unos 10 minutos y posteriormente escucho que su esposa platicaba con la imputada, y dicha imputada fue acostarse y durante toda la noche se estuvo quejando del dolor, y continuaba sangrando, y en horas de la mañana observo el padre de la imputada un rastro de sangre en un andén que conduce a la fosa séptica, pero “no le pareció nada sospechoso”, no obstante, su hija no dejaba de sangrar y por esa razón es llevada al hospital.

La forma normal en que termine un proceso es por medio de una sentencia condenatoria o absolutoria del juez de sentencia. La forma anormal que termine un proceso es por medio de un sobreseimiento.

Que termine de forma anormal no quiere decir que sea ilegal, siempre y cuando se llenen los requisitos para que termine de forma anormal.

En este caso particular fiscalía inicialmente presenta una acusación para que se siga el proceso de forma normal, pero inesperadamente en día de la audiencia preliminar ante el juez de primera instancia en Armenia, solicita que se dicté un sobreseimiento definitivo a favor de la imputada. Es decir, que sea absuelta.

La razón de la solicitud de sobreseimiento es que no se pudo determinar si nació o no nació con vida la víctima (bebe) y aparte no se puede establecer por medio del ADN el vínculo entre la víctima y la imputada.

Prueba aportada:

  1. Autopsia a la víctima.
  2. Acta de levantamiento de cádaver
  3. Entrevista al padre de la imputada
  4. Expediente clínico de la imputada
  5. Examen de ADN.

El juez decide que como no se puede determinar la causa de la muerte de la víctima por el estado de putrefacción. No se puede establecer el vínculo de la víctima y la imputada.

En 3 páginas y solo 2 párrafos de no más de 5 líneas cada párrafo de la resolución, él pone su análisis del sobreseimiento definitivo a favor de la imputada.

Irregularidades del caso:

Aunque el juez brindará sus argumentos primero en que no se puede determinar la causa de la muerte del recién nacido y posteriormente que no se podría determinar el vínculo del recién nacido y la imputada, en este análisis contra argumentaré en un orden al revés al que el expuso sus argumentos. Es decir, argumentaré que si se puede o si se pudo determinar que la imputada era la madre de la víctima y que es posible imputarle la muerte de la víctima a la imputada.

Antes de brindar las razones es primordial citar lo establecido en nuestro Código Procesal Penal, el cual establece:

Libertad probatoria

Art.176.- Los hechos y circunstancias relacionados con el delito podrán ser probados por cualquier medio de prueba establecido en este Código y en su defecto, de la manera que esté prevista la incorporación de pruebas similares, siempre que se respeten las garantías fundamentales de las personas consagradas en la Constitución y demás leyes”.

Dicho en otras palabras, la forma en que se puede probar un determinado hecho es libre, y dependerá de las circunstancias y la prueba aportada, como los argumentos que la rodean, para determinar si prueba o no el hecho que se quiere probar.

Fiscalía pudo entrevistar y ofrecer de testigos a los vecinos de la imputada para mostrar que ninguna de las mujeres que vivían cerca o medianamente cerca, o que llegaron cerca de las viviendas que rodean la fosa séptica se encontraban embarazadas para que desvanecer la posibilidad de que otra persona distinta a la imputada haya dado a luz en la fosa séptica.

Se pudo determinar el cambio de los pechos, en sus glándulas mamarias, de la imputada para determinar que mostraba indicaciones de un embarazo. O sea, probar que estaba embarazada.

Pero incluso con la prueba aportada de lo dicho por el padre de la imputa del sangramiento de ella, y que fue la imputada a la fosa séptica en un tiempo probable donde se lanzó al recién nacido a la fosa séptica; los exámenes hechos a la imputada en el hospital que determinaron un parto extra hospitalario; el momento en que se encontró al recién nacido; el lugar donde se encontró la recién nacida; la probabilidad de fallecido del recién nacido; el tiempo de gestación aproximado del recién nacido. Todo esto anterior, nos indica que mucha probabilidad el recién nacido, por el contexto, es de ella.

Con ello, se solventa el aparente problema de no poder determinar el vínculo entre la imputada y la víctima. Si bien es cierto, la prueba “más idónea” para determinar dicho vínculo entre imputada y víctima es la prueba de ADN, si puede probarse dicho vínculo con los elementos aportados que nos llevan a concluir que con una gran probabilidad que la víctima es hija de la imputada. Entonces carece de sentido por parte del juez establecer que no se pudo probar ese extremo procesal cuando la libertad probatoria nos permite probar por cualquier medio legal y suficientemente idóneo un determinado hecho.

De la misma forma que podemos determinar que un animal que tiene cuatro patas, es parchado, y tiene un cuello muy largo es una jirafa, sin necesidad de hacerle un examen genético. También no es necesario hacer un examen de ADN a la víctima e imputada para determinar que la imputada es la madre de la víctima.

En cuanto al argumento que no se puede determinar la causa de muerte. En el Derecho Penal existe una figura llamada “Dolus Generalis”, el cual establece que, aunque la causa por la que muera la persona no sea exactamente la causa por la que el imputado buscaba que muriera –por ejemplo–, existe una intención o dolo general de que muera.

Ejemplo: si una persona quiere que se muera otra persona, y para ello le lanza 30 disparos en su cuerpo lo deja inconsciente y se va, pero resulta que la persona no muere de los 30 disparos, sino en el momento sobrevive, pero en el lugar que quedo inconsciente llega un alacrán lo pica y muere por la picada del alacrán y no por los disparos.

Ello no quiere decir que quien le disparo no será responsable de la muerte de esa persona, pues existe un dolo general, o intención general de matar, que pese a que no sea la causa exacta de muerte lo que hizo para matarlo, hubo un elemento externo que hizo cumplir su dolo general.

Si eso es así, en el caso particular poco o nada importa la causa de muerte de la víctima, debido a que la intención era de matar la víctima –si se hubiese acreditado plenamente–, es decir, si la causa de muerte fue una causa previa, posterior o durante el parto extra hospitalario no importa si coincide o no con que haya sido posterior o durante el parto. Es decir, donde la imputada tuviera el control pleno de asesinar, pues existe un dolo general de matar, y al igual que el escorpión que pica a la persona inconsciente y por eso muere, igualmente no importa la causa exacta de muerte sino el dolo general.

Vale aclarar, que esta figura del dolo general la uso solo en este caso particular por sus circunstancias, no es que en todos sea posible aplicar.

Por ello, la decisión del juez me parece desde luego errónea.

Dicha imputada se encuentra en libertad, fiscalía no apelo, como es obvio porque fue ella misma quien solicito que se dejará sin responsabilidad a la imputada.

El análisis es meramente académico, no hago referencias a especulaciones de “errores” sospechosos en que pudieran valorarse tanto en fiscalía como juez.

[1] Especie de sentencia absolutoria antes de terminar normalmente el proceso con el juez de sentencia.

[2] Entiéndase que es lo mismo que “nacida”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s