Anticonceptivos: cultura de la muerte

Por: Juan Carlos Castro | El SalvadorPíldora1

Los métodos anticonceptivos pueden ser naturales, de barrera, hormonales, intrauterinos, químicos y quirúrgicos. La palabra anticonceptivo nos indica que el método, cualquiera que sea, evitará la concepción, es decir, la unión entre el espermatozoide y el óvulo.   Estos métodos, garantizan evitar la fecundación, por lo tanto, el embarazo. Pero detengámonos a analizar si realmente evitan la fecundación.

Cuadro Anticonceptivos

Trussell J. Contraceptive efficacy. En Hatcher RA, Trussell J, Stewart F, Nelson A, Cates W, Steward, F, Kowal D., Contraceptive Technology: Nineteenth Revised Edition. Nueva York NY: Ardent Media, 2007

Si echamos un vistazo a los datos de eficacia de los métodos anticonceptivos, en la siguiente tabla, nos damos cuenta que ningún método anticonceptivo es totalmente infalible.

En la tabla se explica que por cada 100 mujeres utilizando métodos anticonceptivos, según el método que se use, existe un número de embarazos que pueden producirse.

Por ejemplo: Si 100 mujeres utilizan el condón como método anticonceptivo, de 2 a 15 mujeres quedarán embarazadas.

Si discriminamos por ahora los métodos naturales, de barrera y químicos y analizamos especialmente los hormonales (píldoras e inyectables) y los intrauterinos (DIU), tenemos lo siguiente:

  1. Ambos métodos ofrecen evitar la fecundación (unión entre espermatozoide y óvulo).
  2. Las píldoras y las inyecciones ofrecen evitar la ovulación, es decir el ovario no libera el óvulo cada mes.1
  3. Los dispositivos intrauterinos estimulan la liberación de sustancias por el endometrio, como parte de una reacción al cuerpo extraño. Estas sustancias son hostiles tanto para el espermatozoide como para los óvulos y por lo tanto no hay fecundación porque éstos mueren.
  4. La píldora del día después o de emergencia afirma que su uso es más efectivo si se usa entre el primer y tercer día de la relación sexual.1 Lo anterior, siempre y cuando no se haya llevado a cabo la ovulación.

Las píldoras afirman que evitan la fecundación logrando que el ovario no libere el óvulo cada mes, lo que no mencionan es que las hormonas que se producen pueden también disminuir el grosor del revestimiento del útero y por lo tanto si hay fecundación, no habrá implantación, lo que conocemos como aborto provocado.

Es lógicamente simple, si de estos 8 embarazos posibles por cada 100 mujeres habrá fecundación e implantación. ¿Cuántos abortos serán por efecto de la no implantación?

Esto no lo dicen las personas que recomiendan las píldoras; peor es el efecto de la píldora de emergencia, que provoca un efecto de bomba hormonal en la mujer, similar a tomar de 4 a 40 veces la dosis diaria de varios anticonceptivos en un período de 12 horas según lo pública un artículo de la Nacional Review Online. Si estos se utilizan entre el primer y el tercer día de la relación sexual, ¿Qué sucede si hay fecundación? La píldora de emergencia no ofrece que no haya fecundación, dice que no hay embarazo. Si hay fecundación y el óvulo fecundado no se implanta debido a la modificación y alteración del endometrio, entonces también es un aborto. De hecho, estudios recientes establecen que la píldora de emergencia daría cuenta de al menos 30% hasta 50% de mecanismos post fecundación para evitar un embarazo.2

Lo mismo sucede con el DIU, el cobre afecta al espermatozoide y al óvulo, pero también afecta al endometrio. Por lo tanto si los espermatozoides sobreviven el ataque del cobre y llegan a fecundar al ovulo, se produce un aborto provocado, además de un alto riesgo de perforación uterina al momento de su colocación que puede producir sangrados excesivos y la necesidad de una intervención quirúrgica de urgencia.

Hay que recordar que el inicio de la vida humana no se da con la implantación, sino con la fecundación. “Desde el momento que el óvulo es fecundado se inaugura una nueva vida. Jamás llegará a ser humano si no lo ha sido desde entonces”.

Estos métodos que pintan de ser anticonceptivos, son muchas veces abortivos, por lo tanto colaboran al crimen abominable de la muerte de seres humanos en el vientre de la madre, siendo el mayor de los genocidios conocidos en la historia, formando parte de la cultura de la mentira, porque no se dicen las cosas claras, no se habla de riesgos y se oculta toda la verdad y al mismo tiempo se forma parte de la cultura de la muerte. Si seguimos los pasos de nuestra conciencia, debemos siempre trabajar por una cultura de la verdad y ser parte de una cultura de la vida.

1 - www.plannedparenthood.org
2 - Investigación sobre la píldora del día siguiente (PDS) 
Congreso Europeo de Farmacia Hospitalaria, realizado en Marzo 2013 por el científico español Emilio Jesús Alegre del Rey.
Anuncios

3 comentarios en “Anticonceptivos: cultura de la muerte

  1. Menos mal que tienen las propuestas claras: ¡Qué vivan los niños no deseados y con hambre! Además tienen bien claro las fuentes bibliográficas. Conclusión: ni le llega a los pies a un artículo científico, es decir, veracidad no comprobada.

    Me gusta

  2. El objetivo no es que hayan niños no deseados o niños muriendo de hambre, sino que se haga un ejercicio de la sexualidad de manera responsable y esto comienza desde la escuela, donde lo importante no debería ser enseñarle a los estudiantes los tipos de método anticonceptivos (eso no es salud sexual y reproductiva), sino lograr que comprendan la importancia que como seres administradores de este planeta tenemos todos.
    Que ser responsable no significa tener relaciones sexuales y como me puse la inyección no pasa nada, sino que como yo comprendo que Dios me da el don de traer al mundo una vida soy responsable de esa vida y de cuidar de ella.

    Me gusta

  3. No todos los anticonceptivos tienen este efecto. Al menos los de barrera y los naturales sí son inocuos para el embrión en caso de fecundación. Creo que la sociedad debería exigir a las farmacéuticas que den una información completa y veraz sobre sus productos y alentarlas a seguir investigando para producir anticonceptivos que hagan justamente eso, evitar la concepción, eliminando los efectos secundarios adversos tanto para la madre como para el bebé, en caso de que fallen.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s