La vida, un derecho para todos

Por: Juan Carlos Castro | El Salvador

Embrión8

El Artículo 2 de la Constitución de la República de El Salvador, reconoce que: “la persona humana tiene derecho a la vida, a la integridad física y moral, a la libertad, a la seguridad, al trabajo, a la propiedad y posesión, y a ser protegida en la conservación y defensa de los mismos.” 1

En una sociedad civilizada, éstos son bienes individuales a los que todos pueden acceder. La libertad, muchas veces se ve limitada en nuestros días, la moral se vive con una doble mentalidad, torcida y zarandeada por las circunstancias individuales de cada persona. La vida es un bien de carácter individual, pero un bien precioso y que es fundamento de los otros bienes. Sin la vida, los otros derechos no tienen sentido, por eso la vida se vuelve un bien común al que todos debemos cuidar.

Teniendo claro que la persona humana es dueña de estos derechos, hace falta definir quién es la persona humana. Se puede definir bajo un concepto antropológico, filosófico, social, psicológico y jurídico entre otros, pero siempre el concepto coincide en la singularidad del individuo y su relación con los demás.

En la historia del holocausto, los oficiales nazis, para respaldar el asesinato de personas judías se escudaban diciendo que estos “no son personas” ya que eran una raza tan inferior que no se consideraban como tales, que hacían daño a su sociedad y que por eso, se merecían el trato diferente que se les dio. Siendo está una excusa perfecta al racismo desarrollado por los nazis, a los fundamentos para ellos lógicos y a la infraestructura creada por ellos en una moral distorsionada, se cometió uno de los más grandes genocidios conocidos en la historia de la humanidad.

Hoy resuenan también las palabras: “No son personas”. “Es un grupo de células”. “Es un ser potencial”. Y mientras tanto, miles de niños son abortados legal e ilegalmente a nivel mundial, arrebatando el derecho a la vida, cometiendo otro, sino el más grande genocidio conocido en la humanidad. Hoy las personas, como en la segunda guerra mundial, se excusan perfectamente en sus razones lógicamente bien construidas, pero distorsionadas en esencia. Tal vez persiguiendo razones económicas o ideológicas, pisoteando la dignidad de la otra persona, a la que dijimos debíamos cuidar su vida y sobrepasando sus derechos fundamentales.

En nuestro país, restringido legalmente el aborto, también se quita la vida ilegalmente con esta forma racista, egoísta y hedonista de ir en contra de los derechos humanos fundamentales para una sociedad. Algunos luchan por hacerlo legal y tener derecho a quitarle la vida a una persona, quizás para tener una retribución por ello, crear un negocio de ello. Pero la vida, es valiosa en su naturaleza, maravillosa por su existencia, fascinante en su experiencia. Hay que vivirla, y dejarla vivir, cuidarla y saberla respetar, desde el principio, como reza el Artículo 1 de la Constitución de la República que “reconoce como persona humana a todo ser humano desde el instante de la concepción”. 1

1 Constitución de la Republica de El Salvador. www.asamblea.gob.sv
Anuncios

Un comentario en “La vida, un derecho para todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s