La verdad sobre Marina de los Ángeles Portillo

Marina de los Ángeles Portillo

Marina de los Ángeles Portillo junto a Morena Herrera de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto.

  • Sentencia condenatoria: Homicidio Agravado (35 años de prisión)
  • Tribunal de Sentencia de Sensuntepeque, Cabañas – Referencia: 81-07-1
  • Estado: Libertad Condicional Anticipada
  • Víctima: Su hija recién nacida encontrada muerta con un calcetín con doble nudo al cuello y otro calcetín en la boca, tenía lesiones ocasionadas cuando ya había tenido vida extrauterina. El cadáver estaba envuelto en varias bolsas de plástico y metido en una caja de cartón. Causa de muerte: “asfixia por estrangulación”
Descargas: Expediente | Sentencia | Solicitud de Indulto | Dictamen Desfavorable

Los hechos:

El 16 de mayo del 2007, a las 2:30 de la madrugada, una menor de edad se levantó para ir al baño y observó que en el cuarto donde dormía Marina de los Ángeles Portillo se encontraba la luz encendida, regresó a su dormitorio y continuó su descanso, luego a las 6 de la mañana del mismo día escuchó ruidos de bolsas plásticas en el cuarto de Marina y le preguntó qué le pasaba, Marina le contestó que únicamente le había llegado una calentura fuerte, pero no le abrió la puerta.  A las 7 de la mañana, la menor notó que Marina no se levantaba y por la respuesta de la calentura, optó por darle aviso a los dueños de la vivienda. 

La señora Albertina, dueña de la casa, de inmediato le fue a tocar la puerta y a preguntarle como se sentía, minutos después Marina le abrió y le dijo que en la madrugada había “echado varios coágulos de sangre”, notando la señora Albertina que Marina tenía “chorreados los pies de sangre ya seca” y que en el piso del cuarto también había sangre. La señora Albertina le dijo a Marina que se alistara para llevarla al hospital y Marina se negó, alegando que no se sentía bien, que se sentía muy débil y mareada, diciéndole la señora Albertina que hiciera el esfuerzo, y casi a la fuerza la trasladaron al hospital.

Cuando los atienden en el hospital, les dicen que se trata de un aborto, por ello los médicos informaron a la policía nacional civil.  Las conclusiones del informe clínico detallaron que las lesiones descritas en el examen físico son de un post parto inmediato normal de un bebé de término. Parto extrahospitalario sin complicaciones aparente.

Posteriormente se dirigen a la casa donde estaba Marina, puntualmente a su habitación, y con autorización de la propietaria de la casa ingresan a la vivienda, exactamente al cuarto de la imputada y observan un recipiente de color celeste, adentro de una bolsa plástica color negra donde se encontraba el cuerpo de una niña recién nacida, envuelta en una “mantilla de color blanco”, al sustraerla de ese recipiente se notó que la recién nacida tenía un calcetín color blanco que le tapaba la boca y las fosas nasales, la otra calceta de color blanco la tenía amarrada en el cuello con un doble nudo. El médico forense determinó que la causa de muerte fue asfixia por estrangulación.

Marina de los Ángeles Portillo fue condenada el 1 de noviembre del 2007, por el Tribunal de Sentencia de Sensuntepeque del departamento de Cabañas, a 30 años de prisión por el homicidio agravado de su hija recién nacida, a quien causó la muerte mediante “asfixia por estrangulación”, de acuerdo a la autopsia de la recién nacida, al reconocimiento médico legal de la imputada, reconocimiento médico legal de sangre realizado a la víctima, peritaje psicológico realizado a la imputada, análisis de ADN de imputada con víctima, el testimonio de tres testigos y otras pruebas aportadas. 

Posteriormente, se determinó que la recién nacida tenía lesiones ocasionadas cuando ya había tenido vida extrauterina. El peritaje psiquiátrico ofrecido por la defensa encontró que la imputada tenía un alto nivel de ansiedad, pero que “no hay indicadores que denoten que haya actuado bajo enajenación mental, grave perturbación de la conciencia o desarrollo psíquico retardado”, que “la paciente no presenta indicadores de depresión post parto, trastorno mental u otro padecimiento que le impida discernir […] la evaluada comprendía entre lo bueno y lo malo de sus actos”. Los jueces condenaron por unanimidad a Marina de los Ángeles tomando en cuenta las circunstancias del crimen, que el tribunal calificó como un “acto de violencia que no se justifica y que no excluye de responsabilidad penal”.

Prueba aportada:

Se contó con:

  1. Reconocimiento médico legal de genitales realizado a la imputada
  2. Reconocimiento médico legal de sangre realizado a la víctima. Se manifiesta que el recién nacido tiene lesiones ocasionadas cuando ya ha tenido vida extrauterina
  3. Reconocimiento médico legal de sanidad
  4. Peritaje psicológico realizado a la imputada.
  5. Autopsia de la recién nacida
  6. Análisis de ADN de imputada con víctima.
  7. Testimonio de la menor de edad, la dueña de la casa y esposo de la dueña de la casa. Como testigo de descargo una amiga de la imputada.
  8. Hay más prueba, no determinante.

Irregularidades del caso:

El lobby pro-aborto de El Salvador utiliza el caso de Marina de los Ángeles Portillo para presentarlo ante la opinión pública como un supuesto caso de “aborto espontáneo” y “complicación obstétrica”. Los medios de comunicación colaboran con esta campaña de desinformación entorno a la legislación salvadoreña en materia de aborto. Marina de los Ángeles Portillo fue procesada, condenada y conmutada por el delito de Homicidio Agravado de su hija recién nacida y su caso no tiene ninguna relación con la ley que penaliza el aborto.

El lobby pro-aborto inició la campaña de manipulación del caso Marina Portillo en el año 2014 cuando presentaron una solicitud de Indulto ante la Asamblea Legislativa alegando que Marina Portillo sufrió un “aborto espontáneo”, que la escena fue contaminada y porque supuestamente fue juzgada por estereotipos de género . En el año 2015 el indulto fue denegado por causa del dictamen desfavorable emitido por la Corte Suprema de Justicia  en el que aclaró que la figura del indulto es un acto político que perdona la condena por razones humanitarias, sociales y morales, pero no es un medio para impugnar la culpabilidad de Marina. Así mismo, detalló que la prueba forense demostró que la bebé recién nacida no murió por un aborto ni por una complicación obstétrica como se aduce en al solicitud de indulto, sino que la causa de muerte fue asfixia por estrangulación.  Y que el argumento de los estereotipos de género no son congruentes con los hechos que se establecieron en el juicio, ya que los exámenes médicos determinaron que había tenido un parto, no un aborto y que el proceso penal inició desde que encontraron el cadáver de la bebé recién nacida con una calcetas amarradas al cuello, cubriendo la boca y fosas nasales. 

Así mismo el informe penitenciario del 2015, detalló que Marina a pesar de tener buena conducta y desarrollo académico, en el  en el área psicológica, aún continuaba evadiendo la responsabilidad del hecho delictivo, no había reflexionado sobre el daño cometido y en consecuencia, no había desarrollado capacidad empática hacia la víctima,
presentando además dependencia afectiva, inseguridad personal, frustración y suspicacia. Se le ha diagnosticó capacidad criminal media, por sus niveles de agresividad, labilidad afectiva, egocentrismo e impulsividad; y en el mismo sentido, su adaptabilidad social e índice de criminalidad aún se encontraban en un rango medio.

El 25 de junio del 2021, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), publicó un tweet celebrando la libertad condicional de Marina de los Ángeles Portillo afirmando que había estado en prisión por una “emergencia obstétrica” y presionando al gobierno de El Salvador a despenalizar el aborto para adaptarse a los estándares internacionales.  

Es importante aclarar que la figura de Libertad Condicional Anticipada no significa que se haya demostrado que Marina de los Ángeles Portillo es inocente o que hayan sido absuelta de los cargos, sino que continúa siendo culpable del crimen por el que se les condenó, sin embargo recibió un beneficio penitenciario al que pueden acceder todos los privados de libertad, siempre y cuando cumplan los requisitos de ley. 

El lobby pro-aborto de El Salvador junto al Centro de Derechos Reproductivos instrumentalizan el caso de Maria de los Ángeles Portillo como supuesta víctima de violación a sus derechos humanos para promover el aborto en medios de comunicación, pedir financiamiento internacional y pedir al sistema interamericano de derechos humanos que presione a El Salvador a despenalizar el aborto.

Un comentario en “La verdad sobre Marina de los Ángeles Portillo

  1. Pingback: La ONU habría manipulado un caso de infanticidio para legalizar el aborto en El Salvador - Anarcolibertad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s