La verdad sobre Mirna Isabel Ramírez de Martínez

  • Sentencia condenatoria:
  • Tribunal de Quinto de Sentencia de San Salvador
  • Referencia penal: 16-1-2003
  • Estado: 
  • Víctima: Su hijo recién nacido
Descargas: Expediente | Sentencia | Solicitud de Indulto | Dictamen Desfavorable

Los hechos:

El 23 de mayo del 2010 a las 11:00 horas la señora Amanda Chicas Sanchez fue informada en su casa por parte de Meyvi Perez que su hermana la imputada había dado a luz y que se encontraba el bebe dentro de una fosa séptica de su casa porque se escuchaban los llantos de un bebe.

Por ello, la hermana de la imputada Chicas Sanchez decide avisarle a la promotora de salud Rina Alicia, por lo que ambas optaron a observar lo que sucedía y que en dicho lugar se encontraba el señor José Francisco, le solicitan ayuda y al llegar al lugar el señor José Francisco, proceden a quitar la tapa de la fosa séptica en la que se encontraba un recién nacido, y con la ayuda de la hermana de la imputada y la promotora amarran al señor José Francisco y para que saque a la recién nacida de la fosa séptica.

La menor de encontraba llena de gusanos y excrementos humano, y le faltaba la respiración, dándole los primeros auxilios la hermana de la imputada a la menor, todo esto lo observaba la imputada desde el interior de su vivienda. Se dio aviso a la policía y se trasladó a la menor al hospital.

Los vecinos interrogaron a la imputada y ella acepto ser la madre de la recién nacida, pero que no quería que su esposo se diera cuenta, ya que este era estéril y si se daba cuenta la podía dejar, pidiéndole a los vecinos que guardaran su secreto y que se la fuera a dejar como si se la daban en adopción para que su esposo pensara que no era de ella y le ayudará con la manutención.

Prueba aportada:

  1. Testimonio de 6 testigos
  2. Peritaje psicológico de imputada
  3. Estudio social practicado al núcleo familiar de la imputada
  4. Examen de ADN de imputada y víctima. Son madre e hija.
  5. Reconocimiento médico forense de genitales practicado en imputada
  6. Acta de retención de imputada
  7. Álbum fotográfico del lugar de los hechos
  8. Expediente clínico de la víctima

Los jueces condenan por UNANIMIDAD a Mirna Isabel por homicidio agravado tentado a 12 años 6 meses de prisión.

Se valoró como un punto importante que ante lo dicho por los testigos al momento de sacar a la víctima de la fosa séptica, la imputada “no hizo nada por tratar de ayudar a su hija, lo cual no es lógico de una madre que sea salvar a un hijo, circunstancia esta que hace pensar a los suscritos Juzgadores que la imputada no deseaba tener a su bebe, sino más bien deshacerse de él, por lo que ello nos lleva a pensar que la imputada es la autora del hecho cometido en perjuicio de su hija recién nacida” página 14 vuelto de la sentencia.

Irregularidades del caso:

A la procesada se le respetaron todos sus derechos y garantías dentro del proceso. La sentencia es conforme a las leyes de El Salvador.

Dicha imputada se encuentra libre.

Se hizo una solicitud de indulto respecto de ella, la Corte Suprema de Justicia dio un dictamen favorable a las diez horas y veinte minutos del día veintiuno de octubre del año dos mil catorce.

La Corte Suprema de Justicia en pleno establece que: “De acuerdo al dictamen emitido por el Consejo Criminológico Nacional; de fecha treinta de junio del corriente año, la interna ingresó al Sistema Penitenciario el día veintiocho de mayo del año dos mil dos, actualmente se encuentra en Fase de Semilibertad, en el Centro Abierto de Mujeres, Santa Tecla, departamento de La Libertad, a la orden del Juzgado Segundo de Vigilancia Penitenciaria y Ejecución de la Pena; tiene autorización de salida para visitar a sus familiares los días domingos, en horario de las seis a las dieciocho horas, asi como permisos de salida durante los días de semana para desempeñarse laboralmente, habiendo mostrado desenvolvimiento significativo en esa área y no presenta faltas a los permisos otorgados, ni disciplinarias, ni sanciones en todo su internamiento.

El análisis psicológico concluye que la interna denota un desarrollo personal significativo en vida carcelaria, a través de la incorporación de diversas actividades y programas que le han ayudado a superar carencias que la llevaron a cometer el delito que le fue acreditado; su evolución se ve reflejada en procesos psicológicos funcionales que le permiten diferenciar ahora lo lícito o ilícito de sus actos, buen juicio, raciocinio, desarrollo de empatia con la víctima, reconoce el daño causado y demuestra arrepentimiento, reflexión, contando además con apoyo familiar y se ha trazado metas concretas a futuro, manteniendo incluso un vínculo afectivo con su hija, quien en su momento figuró como víctima.

Dado que se determinó que la interna cuenta con factores resistentes al delito, como la integración de su hogar, el apoyo continuo de sus familiares y el desarrollo educativo logrado; además, que su capacidad criminal y el índice de peligrosidad son bajos y su adaptabilidad social alta, por lo que se emitió un Informe Criminológico de carácter favorable.

Y su decisión tiene por razón que: “Siendo la readaptación social el objetivo específico de la pena de prisión, finalidad sobre la cual debe asentarse y configurarse el sistema penitenciario, bajo la óptica del Principio de Necesidad, la verificación de los fines de prevención especial de la sanción penal en la persona sentenciada hace que la misma deje de ser imperiosa, aún cuando no haya alcanzado la cuantía que se hubo estimado en determinación en el Juicio, debiendo entenderse que esa es una proyección, que como se sabe, debe ser proporcional a la gravedad del hecho, a la lesividad del bien jurídico protegido, pero sobre todo al tiempo que se estima necesario para la regeneración del agente delictivo y a la posibilidad de reinserción social.

Por consiguiente, continuar restringiendo la libertad de la señora Ramírez de Martínez, aún cuando se tiene por establecida su capacidad para volver a integrar e interactuar con normalidad en el entramado social, por haber introyectado los efectos de la actividad delictuosa y aprovechado el carácter regenerativo de los programas de readaptación durante su internamiento, desdice los ideales de consecución de justicia y de respeto a los derechos fundamentales estatuidos en la Constitución”.

El dictamen de la Corte Suprema de Justicia es correcto desde el punto de vista constitucional y legal. La finalidad de la pena es la de readaptar a la persona a la sociedad. Aunque sancionar tenga por sentido no dejar hechos en impunidad y mostrar de forma disuasiva que esas conductas no se deben realizar sino se recibirá una sanción, la pena o sanción en sí misma no busca nada más que la persona se reintegre en la sociedad. No guarda sentido sancionar por sancionar, si esa sanción no hace cambiar a la persona para que vuelva a la sociedad como una persona justa.

En la Asamblea Legislativa no otorgaron el indulto pese a que la Corte Suprema de Justicia emitiera un dictamen favorable porque la imputada al momento de analizarse su caso ya se encontraba en libertad. Pero en todo caso guardaba sentido otorgarse dicho indulto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s