Lenguaje con ideología de género

Por: Juan Carlos Castro | El Salvador

ideología de género3Recientemente en nuestra sociedad se ha difundido el uso del lenguaje no sexista o de género. Es frecuente escucharlo en la clase política al dar sus discursos o al dirigirse a través de los medios de comunicación. Se ha hecho común también en actividades, reuniones, conferencias o celebraciones con algún grado de formalidad y de carácter público. Y sin quedarse atrás, los educadores  lo utilizan habitualmente para dirigirse a “sus alumnos y a sus alumnas” generando una cultura de lenguaje de género.

Cuando hablamos de lenguaje deben quedar claros los conceptos de sexo y género. El sexo es un carácter físico, una condición orgánica del ser humano, los animales y las plantas que permite distinguir entre individuos femeninos y masculinos. El género en cambio, hablando dentro del contexto del lenguaje, es una categoría gramatical, una propiedad que índica las relaciones del nombre o sustantivo con otras palabras del enunciado y que en el caso del español, clasifica los términos en masculinos o femeninos.

En español al igual que en otras lenguas romances, los sustantivos varían en género y número, mientras que en otras lenguas estos son invariables. El problema está en que la cultura del lenguaje no sexista o de género actúa como una cortina de humo o como otro flanco de batalla de ciertos grupos sociales, llámense grupos feministas pro-aborto y homosexualidad, que desean introducir desde los tiempos de la liberación sexual, la teoría que la identidad sexual del individuo es un constructo social y no una realidad natural. Por medio del lenguaje se está gestando poco a poco una aceptación al lenguaje que en teoría “no discrimina a las mujeres” porque en la manera de hablar se les incluye al tomarlas en cuenta y hacer referencia a ellas.  Sin embargo hay que atacar el problema en sus causas y en sus verdaderas manifestaciones y no malgastar el tiempo en hacer figuras en el lenguaje, la violencia contra las mujeres es un mal que debe de eliminarse de la sociedad porque causa mucho daño.

Al decir que utilizando un lenguaje no sexista estamos incluyendo a las mujeres y por lo tanto no discriminándolas, estamos cayendo en dos tipos de errores. El primero es el error gramatical al crear figuras lingüísticas que no son necesarias y cometer redundancia en las frases que pronunciamos o escribimos. Como ejemplo podemos citar al periodista Domingo del diario La Información al referirse a una dedicatoria publicada en el año 2000 en su artículo: En torno a la lengua no sexista.

“Dedico esta obra de manera muy especial a los maestros y maestras de mi país; y a todos y todas aquellos y aquellas que puedan leerla. Lo hago de esta manera, ya que considero que los mismos y las mismas son los y las profesionales más meritorios y meritorias que tienen una nación, un pueblo y el mundo. Son ellos y ellas los padres y las madres de los y las profesionales, los agentes de cambios, transformadores, forjadores, moldeadores y modificadores de caracteres de la sociedad y el mundo”.

La Real academia de la lengua española y sus correspondientes a lo largo de Latinoamérica coinciden en que el lenguaje debe tener como criterio básico la economía y la simplificación, es decir expresarse con el menor número de palabras para obtener la mejor comunicación. Es preocupante que sean los maestros los que utilizan este tipo de lenguaje para educar a los niños y a la juventud, si ellos deben velar por el uso adecuado del lenguaje.

El segundo error es de carácter moral, al tratar de hacer referencia a las mujeres en el lenguaje, en lugar de incluirlas, se separa a las personas, separamos hombres de mujeres y creamos una cultura de violencia hostil y competencia social de sexos en lugar de buscar la complementariedad entre los dos, esto es seguido de una falta de valores sociales introducidos por los grupos feministas pro-aborto o pro matrimonio homosexual. Al final la lucha de grupos,  genera violencia en la sociedad y descubre la realidad de estos grupos feministas con visión de género en su falta de tolerancia  frente a la religión y la sociedad conservadora junto con actitudes sociales inmorales, que afectan las bases de la familia, la convivencia y la cultura.

Boletín 25, Academía Salvadoreña de la lengua-Correspondiente a la 
Real Academia Española,San Salvador 2011.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s