Sobrepoblación y control de la natalidad

Por: Juan Carlos Castro | El Salvador

overpopulation

Es de uso frecuente entre las familias utilizar métodos anticonceptivos para planificar la cantidad de hijos que desean tener. Hoy en día, si preguntas a las nuevas familias ¿Cuántos hijos quieren tener? O si preguntas a familias ya establecidas y con muchos años recorridos ¿Cuál es la cantidad de hijos que una familia promedio debería tener? La respuesta de la mayoría de ellos es: uno o máximo dos.

¿Por qué la mentalidad de las personas ha cambiado en los últimos cincuenta años? Nuestros abuelos, la mayoría, o por lo menos los que viven todavía en la generación actual, vienen de familias numerosas, es común escuchar de familias con cuatro, seis u ocho hermanos. La justificación de nuestros tiempos es: “Los tiempos están difíciles, la economía no da para más hijos”.  O “es que ya no cabemos en este país, somos demasiados”. Algunos, con pensamiento más científico dicen: “Los alimentos no alcanzan para más gente, hay mucha explosión demográfica y pocos recursos”.

Lo cierto es que en el siglo XX según los expertos hubo explosión demográfica debido a la reducción de fallecimientos al aumentar la esperanza de vida de la población y es conocido también el baby boom “explosión demográfica después de las guerras mundiales”. En nuestros tiempos, la mentalidad de las personas sigue siendo la de evitar la sobrepoblación para guardar recursos y mantener bien la economía de las familias, a fin de cuentas “para que traer hijos al mundo que aguanten hambre”

Organizaciones de carácter universal como la ONU tienen una política de control de natalidad mediante anticonceptivos y muchas veces comprometen ayuda económica a ciertos países si no aceptan las políticas de control de natalidad. Estas organizaciones impulsan incluso políticas pro aborto desde pequeñas organizaciones feministas que luchan por la legalización del aborto en los países. En la mayoría de países, la ideología de izquierda está ligada a este tipo de política de control, aunque se han dado ejemplos a lo largo de Latinoamérica, de líderes de izquierda que han sido categóricos en rechazar estas políticas.

Al hurgar en la historia, durante la década de los 70’s se completó bajo la dirección de Henry Kissinger (Consejero de Seguridad Nacional de EEUU), el documento clasificado conocido como “Memorándum 200: Implicaciones de la población mundial para la seguridad de EE.UU. e intereses de ultramar” en donde se identifica el crecimiento de la población en los países del tercer mundo como un asunto de máxima importancia. Este crecimiento ponía en peligro el acceso a minerales y a otras materias primas que los EEUU necesitaban y por lo tanto constituía una amenaza para su seguridad económica y política. Establece también la promoción de la educación y los métodos anticonceptivos y otras medidas de control poblacional, como el aborto inducido.

El memorándum 200, desclasificado en junio de 1989, es todavía actual y es tomado en cuenta como parte de la política exterior de Estados Unidos. Tan arraigado está a nivel mundial que hasta los países gobernados por ideologías de izquierda han hecho suyo estas políticas yanquis y las han adoptado como suyas.

En conclusión, la sobrepoblación a nivel mundial no es una amenaza a la alimentación de todos ni al espacio físico, sobre esto, hay muchos estudios que lo indican. Es una política que los países importan y se dejan influenciar en aras de desarrollo y pensamiento moderno o de moda. En consecuencia, el control de la natalidad, no es más que el triste desenlace del desmesurado egoísmo y consumismo que se vive en la actualidad, en donde yo prefiero vivir bien a tener otro hijo, o en donde prefiero ser un hombre o una mujer de éxito y no tener hijos que cuidar o de que preocuparme. Al fin de cuentas, no se trata de traer muchos hijos al mundo, se trata de dialogar como parejas responsablemente y no anteponer prejuicios egoístas al proceso normal de la naturaleza de la reproducción de los seres humanos. De lo contrario, el problema futuro será que no habrá recurso humano para hacer producir un país.

________________

1 – http://bit.ly/1jNBDPf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s